Bolivar 578/80 C1066AAL CABA, Argentina
Tel: (5411) 5278-6100 / osalara@aleara.com.ar
RNOS 0-0060-4

Programa de Salud Sexual y Procreación Responsable.

La utilización del preservativo previene además de embarazos no deseados las ETS.

El Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable tiene como misión promover la igualdad de derechos, la equidad y la justicia social; así como contribuir a mejorar la estructura de oportunidades para el acceso a una atención integral de salud sexual y reproductiva.

El programa se propone alcanzar los siguientes objetivos:

Alcanzar para la población el nivel mas elevado  de salud sexual y reproductiva con el fin de que pueda adoptar decisiones libres de discriminación o violencia.

Disminuir la morbimortalidad materno infantil.

Prevenir embarazos no deseados

Promover la salud sexual de los y las adolescentes.

Contribuir a la prevención y detección precoz de enfermedades de transmisión sexual, VIH/SIDA y patologías genitales y mamarias.

Garantizar a toda la población el acceso a la información, orientación, métodos y prestaciones de servicios referidos a la salud sexual y procreación responsable.

Potencia la participación femenina en la toma de decisiones relativas a la salud sexual y procreación responsable. 

¿Qué son las enfermedades de transmisión sexual (ETS)?

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Son un conjunto de afecciones infectocontagiosas que se transmiten de persona  a persona por medio del contacto íntimo, producido generalmente a través de la relaciones sexuales, incluyendo el sexo vaginal, anal y oral.

Las más Frecuentes son sífilis, gonorrea, herpes simple, clamidia, HIV, HPV, hepatitis B y C.

Clamidia: Es una bacteria que muy frecuentemente no produce síntomas; si los hay estos puede ser: flujo vaginal, sangrado después de las relaciones sexuales, sangrado entre los periodos menstruales, dolor abdominal o pélvico en la mujer; en el hombre puede haber flujo del pene, ardor al orinar, testículos doloridos o hinchados; y en ambos puede haber secreción, picazón o dolor anal.

Gonorrea: Es una enfermedad bacteriana que muchas veces no presenta síntoma. Puede afectar a los genitales, recto o garganta. En la mujer los síntomas pueden ser: flujo vaginal verdoso o amarillento, ardor al orinar o aumento de la frecuencia, sangrado después de las relaciones sexuales, sangrado entre los periodos menstruales, dolor abdominal o pélvico. En el varon, flujo del pene verdoso o amarillento, ardor al orinar o aumento de la frecuencia, testículos doloridos o hinchados. La infección rectal puede causar picazón, molestias, dolor, flujo o sangrado. Y si la infección es en la garganta por sexo oral, los síntomas son dolor de garganta. Se trata con antibióticos y puede causar esterilidad en ambos sexos. 

Hepatitis B: Es un infección viral, que afecta el hígado y puede causar un daño grave. Puede no dar síntomas por mucho tiempo, pero la persona infectada puede seguir transmitiendo la enfermedad. Sin embargo, algunos de los síntomas pueden ser: fatiga, náuseas o vómitos, fiebre o escalofríos, orinar de color oscuro o materia fecal de color muy clarito, ojos y piel de color amarillo (ictericia), y dolor en región abdominal derecha que puede reflejarse a la espalda. Esta enfermedad generalmente se hace crónica y puede ocasionar, además de cirrosis, cáncer hepático. Hoy en día además de la protección utilizada en las relaciones sexuales, la hepatitis B puede prevenirse con la vacunación.

Hepatitis C: Es un infección viral, que afecta el hígado. Los primeros síntomas suelen ser leves y poco claros, como disminución del apetito, cansancio, náuseas, dolor muscular o de las articulaciones y pérdida de peso, y rara vez llega a ocasionar fallo hepático fulminante. Puede curarse o hacerse crónico produciendo cirrosis y cáncer de hígado.

Herpes Genital: Enfermedad viral, que se manifiesta con la aparición de pequeñas ampollas en la vulva o en el pene. No tiene cura, solo se controla con el tratamiento médico. En el caso de una mujer embarazada puede transmitirlo a l bebe durante el embarazo o en el parto, ocasionando graves lesiones en él bebe.

Sífilis: Es producido por una bacteria, lo cual puede curarse con tratamiento antibiótico. Los síntomas pueden aparecer 2 0 3 semanas luego del contacto sexual. En una primera etapa, aparece una lesión en pene, vagina o boca, llamada chancro, que tiene el aspecto de una ulcera, con fondo blanquecino que no duele ni arde y desaparece sola (pero no significa la cura de la enfermedad); 6 meses o más luego de la desaparición de la llaga puede aparecer una erupción en la piel, sobre todo en tronco, palmas y pies, lesiones en la boca, fiebre, aumento de tamaño de ganglios, y caída del cabello.

VIH-SIDA: Enfermedad viral que causa una disminución del sistema inmune que no se cura y hace a las personas que la padecen más sensibles a enfermedades, ya que su sistema inmune no puede desarrollar una respuesta ante las mismas.

 

Síntomas.

Los tipos de virus de bajo riesgo oncogénicos producen generalmente verrugas en los genitales externos y/o ano, y los de alto riesgo oncogénicos pueden llegar a producir en una primera etapa lesiones internas que se visualizan solo en el control ginecológico con la colposcopia y PAP.

¿Cómo se previene las ETS?

La utilización del preservativo previene además de embarazos no deseados las ETS. Además es importante los controles ginecológicos periódicos en la mujer, ya que diagnosticando a tiempo muchas de estas enfermedades pueden curarse.

Recorda que los anticonceptivos son entregados en forma gratuita. Tanto preservativos como pastillas anticonceptivas y los dispositivos intrauterinos. Pero estos dos últimos no previenen las ETS!

Como colocar correctamente el preservativo.

1 - Chequear la fecha de vencimiento del preservativo (los de fechas vencidas, descartarlos sin dudarlo)

2 - Tener cuidado al abrir el envase. No hacerlo con elementos punzantes  y,  cuando se usan los dientes,  que suele ser lo más común, evitar tomar contacto con el latex. Muchos, en la mordida, pinchan el preservativo. Tener cuidado con anillos y otros objetos que tengamos en la mano y que puedan generar cortes o fisuras.

3 - Es importante el lugar donde se conserva el profiláctico. El calor o la humedad excesivos pueden afectar el material con que están hechos.

4 - Siempre usar el profiláctico desde el comienzo de la relación, juego erótico o contacto sexual. Esto evitara el contagio de cualquier enfermedad de transmisión sexual (ETS) y será preventivo en caso de querer evitar embarazos.

5 - Usar el preservativo inmediatamente después de abrir el envase.

6 - Colocarlo siempre cuando el pene está bien erecto.

7 - Antes de ponerlo, hay que quitar el aire que puede existir dentro del condón. Para eso se debe presionar reservorio (la punta del preservativo donde se acumulara el semen).

8 - Tomar la base del preservativo entre los dedos y desenrollarlo suavemente hasta la base del pene, cubriendo la totalidad del miembro.

9 - Tras la eyaculación, debe retirase lentamente antes de que haya desaparecido totalmente la erección. Sujetar el preservativo firmemente por su base para evitar la salida del semen. Realizar un nudo y desechar (no lo tires en el inodoro).

10 - Siempre usar un preservativo nuevo en cada relación o acto sexual.

Si alguien de la pareja necesita lubricación extra, se recomienda usar lubricantes de base acuosa, ya que los otros pueden dañar el látex. No se aconseja utilizar lubricantes con base de aceites (vaselina, aceites para bebes, lociones corporales, manteca, etc.). Usa preservativos mas gruesos en caso de tener sexo vía anal. En estos casos, los preservativos normales o comunes pueden dañarse.